Conocimiento y tecnologías disruptivas

Leonardo Da Vinci - Máquinas voladoras - 1485 (detalle)

El alcance del conocimiento y sus formas de construcción (abierto y colectivo) se expande. La tecnología está avanzando rápidamente en nuevos campos de desarrollo que transforman los modos de producción y también de consumir. El carácter de los avances suele ser cada vez más disruptivo. Las empresas no se categorizan más en su intensidad de utilización y aprovechamiento del conocimiento, ya todas lo son. Todas las que pretendan liderar, o por lo menos supervivir.
 
  • Inteligencia y producción colectiva vía TIC’s. La producción de conocimiento se apalanca a través de las redes con el incomparable avance de las TIC’s. Con un corrimiento claro del eje de producción de conocimiento útil: del corazón de las firmas a los individuos en sociedad. El aprovechamiento de las redes reales y virtuales hace que las organizaciones aporten y aprovechen un stock de conocimiento que antes les resultaba inaccesible. La producción social aprovecha cada vez más las motivaciones insatisfechas en muchas empresas, la capacidad humana y creativa disponible y la holgura de capacidad computacional a nivel mundial para el desarrollo de productos, servicios y conocimientos de propiedad colectiva, que prometen un beneficio recíproco más claro y/o trascendente para todos aquellos que aportan a su construcción. Wikipedia es uno de los ejemplos nítidos de este nuevo paradigma de producción social. Cualquier idea, pensamiento o propuesta puede ser sometida a escrutinio a partir de su postulación en la red. El debate que surge tiene los ribetes propios de las dinámicas en las que los límites y las normas no son formalmente establecidos y en eso está su riqueza. En un brainstorming gigantesco las ideas originales van cobrando nuevas formas que se traducen en conocimiento extendido donde la característica principal es la aditividad y la falta de propiedad: el valor está en el uso. Los ejemplos de esta construcción son variados como por ejemplo Linux, Apache Web Server (OpenOffice), el proyecto Gutenberg, Second Life, por mencionar solo unos pocos.
     
  • Nuevos campos de conocimiento y desarrollo. Biotecnología, nanotecnología, diseño, simulación y visualización digital, inteligencia artificial, robótica. El mundo del conocimiento expande sus fronteras y sus profundidades. La necesidad de personalización y novedad que demandan los consumidores, la carrera por la competitividad y la sustentabilidad plantea la necesidad de realizar permanentes innovaciones. Esta dinámica se ve con mayor potencia en la producción de materiales y en las ciencias naturales. La miniaturización, lo pequeño se ha instalado en todos los órdenes y magnitudes. En industrias como la electrónica, la medicina, los semi-conductores, los nano-materiales están transformando los patrones de producción y las posibilidades de consumo. Requiere de una visión de largo plazo, importantes inversiones, nuevas plataformas y aplicaciones que permitan la producción intersectorial, así como mayor investigación que incorpore el cuidado medioambiental y tenga en cuenta el impacto en la salud. La biotecnología también se ha encontrado con la nano-tecnología. La industria farmacéutica y de salud está produciendo nano-aplicaciones de biotecnología que permiten llevar a cabo diagnósticos más sensibles que permiten terapias más efectivas. Diagnóstico de genes, terapias de células madre, órganos artificiales y neurociencia son promesas que cada vez están más cerca de la realidad. La industria alimenticia produce con biosensores que reconocen contaminaciones y desarrollan controles con mayor precisión. Los procesos productivos están en una fase de automatización. En el sector agropecuario se han desarrollado variedades de semillas resistentes a malezas e insectos y herbicidas. La fábrica digital es casi una realidad. Los sistemas de producción de una fábrica son diseñados y simulados digitalmente para calibrar y establecer los parámetros de mayor productividad. Sensores tecnológicos contribuyen a sincronizar las simulaciones con la realidad. Los procesos se benefician con la posibilidad de manejar y analizar una gran cantidad de datos en tiempo real y recalibrar y reformar los programas de producción establecidos. La robótica está siendo utilizada extendidamente para reducir la variabilidad, aumentar la velocidad de procesos repetitivos, mejorar la problemática ergonómica, ampliar la productividad y la utilización de la capacidad instalada. Se estima que para finales de siglo un 70% de los puestos de trabajo serán sustituidos por la automatización. 
     
  • Las firmas de conocimiento intensivo dejaron de ser una “categoría”. El conocimiento se ha instalado transversalmente en todos los sectores. La información y conocimiento es un commodity, ya no es un valor agregado. La ventaja de las empresas no están basadas exclusivamente en la posesión o explotación de un recurso escaso o de la posición dominante en un mercado determinado; estas competencias son permanentemente desafiadas a partir de la expansión disruptiva de conocimiento. Las firmas de conocimiento intensivo son no sólo las que están liderando los cambios y el mercado sino que también tienen la cierta intención de seguir operando en condiciones de supervivencia y rentabilidad. El aprovechamiento del conocimiento se traslada ahora a la recreación de la formación de conocimiento en forma colectiva y a su veloz aplicación en todos los ámbitos de la empresa. Las empresas con mayores chances de sobrevivir y crecer son las que se apalancan en el conocimiento con una capacidad adaptativa superior, reformulando planes y estrategias y mejorando las capacidades establecidas. Los trabajadores también están observando esta situación. Los criterios de empleabilidad ya dan por elementales la capacidad de adquisición, procesamiento y utilización de conocimiento en los empleos aún más básicos.