Cambio profundo, efectivo

Es habitual escuchar que del 60 al 70% de los intentos de transformación organizacional fracasan; es algo que dicen las firmas de consultoría y que sufren los clientes. Creemos que es así porque la consultoría tradicional en management no ha comprendido aún la naturaleza humana y social de las organizaciones formales que conformamos y de los procesos del organizarse.
 
Predomina una consultoría marcadamente racionalista que promete transformar el negocio, pero sin involucrarse lo suficiente en el ser y en el hacer de la organización. Los análisis sofisticados y los rediseños derivados de los mismos -de estrategia, estructura, procesos, entre otros- lucen como "lógicos" pero están alejados del verdadero sentir y actuar de nuestras organizaciones, donde lo subjetivo, la emoción y el comportamiento de las personas son los que determinan el desempeño del negocio.
 
Identificamos otras causas de este lugar común sobre el bajo éxito de los procesos de transformación:
 
  • La fuerte tendencia de la consultoría tradicional en management al diagnóstico y a dar recomendaciones expertas, pero sin comprometerse en la implementación de esas recomendaciones y, menos, en la incorporación del cambio en un nuevo quehacer organizacional.
     
  • La sobreabundancia de “recetas” y de prescripciones derivadas de la comparación con “mejores prácticas promedio” distantes de lo cada organización tiene de único y valioso para emprender un nuevo ciclo de crecimiento.
     
  • La simplificación de lo complejo y la complicación de lo simple, que generan por un lado, iniciativas de cambio superficiales y desconectadas y, por el otro, un exceceso del planeamiento y el control por sobre la acción cercana y abierta con todos los integrantes de la organización.
     
  • La excesiva delegación de los programas de cambio por parte de la gerencia en los consultores o en las áreas de Capital Humano, con responsabilidades poco claras para los ejecutivos que conducen el negocio.
     
  • El poco trabajo real y continuo sobre el desarrollo de los equipos y las redes a lo largo del programa de transformación.
     
  • La falta básica en muchos casos, de un modelo general de transformación organizacional compartido por los equipos de conducción clave.
     

Como especialistas en comportamiento organizacional sabemos que es perfectamente posible una tasa muy superior de éxito en los procesos de transformación organizacional: porque una característica central de cualquier sistema social es su capacidad para cambiar y no sólo para resistirse.

Sí entendemos que para lograr esto se requiere una filosofía gerencial y de consultoría constructiva, un enfoque respetuoso del momento de cada organización y el alistamiento de sus integrantes, con equilibrio entre aspectos racionales y emocionales, entre resultados y comportamientos, para desarrollar “al final de la línea” una capacidad de aprendizaje e innovación superior en todos los integrantes de la firma.

Lo que podemos aportar desde Asertys

Nuestras prácticas de consultoría apuntan a que los cambios ocurran, a que los líderes empresarios y ejecutivos puedan incrementar la capacidad competitiva de sus firmas y la habilidad de la organización para recrearse de manera continua. Para nosotros está claro que no hay que acostumbrarse a la idea de que más del 70% de los intentos de transformación fracasan y que no es bueno ofrecer consultoría comenzando por esa advertencia. ¿Cómo lo enfocamos?

  • Nos apasiona involucrarnos en procesos de cambio profundo. Consideramos que este es el punto de partida para poder acompañar a los líderes y a la organización en su conjunto en un viaje que nunca es ni rápido, ni lineal, ni ausente de conflictos.
     
  • Combinamos rigurosidad analítica, diseño y ajuste permanente de la estrategia de transformación junto al co-liderazgo de su implementación, junto a los equipos de conducción de los diferentes niveles. Integramos diferentes consultores, procesos, herramientas y dispositivos de intervención, pero siempre concentrados en entender por qué cada organización es cómo es y qué pueden hacer diferente para lograr lo que desean.
     
  •  Contamos con un enfoque conceptual y operativo consistente para la gestión de estos cambios. Nuestras soluciones se basan en más de 20 años de dedicación, experiencia e investigación para la acción en las principales compañías de América Latina, donde resolvimos desafíos de competitividad y transformación junto a dueños, ejecutivos principales y profesionales de Capital Humano.
     
  • Si bien nos comprometemos decididamente a “que las cosas ocurran”, nunca hacemos nada por fuera de lo que los ejecutivos clave pueden ver y de aquello para lo que se sientan listos, sin limitarnos por esto a desafiar el statu quo, pensar por fuera de lo conocido y acompañar en el desafiante viaje de liderar una transformación organizacional.
     
  • Adoptamos este enfoque porque las empresas latinoamericanas afrontan un momento nuevo, de grandes oportunidades e importantes riesgos, donde contar con una buena estrategia ya no es suficiente para ser exitosos, como tampoco lo es la habilidad para lograr rentabilidad de corto plazo. Reconocemos empero la complejidad que ambos esfuerzos conllevan para los líderes y ejecutivos de esta región.
     
  • El imperativo es la sustentabilidad a largo plazo, la recreación activa de las capacidades centrales; una organización saludable que sabe reinventarse con líderes emocionalmente centrados y socialmente responsables.
     

Los ejecutivos en Latinoamérica se profesionalizan de manera constante para afrontar cada vez mejor la construcción de organizaciones efectivas y maduras. Por tal razón, la ayuda externa que requieren debe ser sólida, experimentada y actualizada, a la altura de la complejidad de los nuevos problemas. Queremos acompañarlos desde ese lugar.