Potencial humano y capacidad organizacional

Solución integrada - Hoja de ruta ®

Prácticas Específicas

Hemos desarrollado un enfoque general e integrado de desarrollo del talento ejecutivo, que conecta el desarrollo de la capacidad organizacional a los requerimientos de largo plazo y que combina el planeamiento racional con acciones focalizadas de desarrollo grupal e individual, calando profundamente en la modelación de una cultura de alto desempeño.

Nuestras soluciones se basan tanto en una concepción multidimensional del talento como con un modelo evolutivo de la capacidad y de la maduración de los adultos, que le permite a las compañías llevar adelante acciones específicas y con mayor retorno.

Mapa de talento: Capacidad actual y potencial

Cuando se necesitan tomar decisiones de estructura de corto plazo que no afecten el futuro -por ejemplo, al integrar dos compañías- o diseñar un plan de desarrollo del talento para acompañar el crecimiento, proveemos un mapa preciso sobre el reservorio actual de talento y la proyección interanual del potencial. El análisis y las conclusiones están directamente conectados a la estrategia de negocio y de desarrollo organizacional, lo que permite tomar decisiones acertadas a la alta conducción y a los ejecutivos de Capital Humano. 

Es un análisis cuanti cualitativo con recomendaciones específicas a nivel organizacional, grupal e individual. Nuestro método vincula con rapidez la estrategia de negocio, con los requerimientos de estructura y una comprensión diagnóstica y prospectiva del desarrollo del talento. Puede ser realizado de manera interna, externa o combinada, de acuerdo al objetivo del mapeo y al nivel de madurez gerencial al momento de realizarlo.

Contamos con un modelo actualizado e integrador del talento y el potencial ejecutivo, que integra modelo evolutivo probado sobre la maduración gerencial, que permite pensar acciones de desarrollo adaptadas para el momento vital y profesional en el que se encuentra cada ejecutivo.

Planeamiento estratégico del talento

Esta práctica le permite a la alta gerencia y a los ejecutivos de Capital Humano a contar en poco tiempo con un una estrategia detallada de gestión del reservorio de talento, y con una práctica gerencial asociada que su gestión se constituya en como una prioridad en todos los líderes. Al igual que el Mapeo de Talento, este proceso puede ser realizado de manera externa o por el management, con la guía de nuestros consultores y el soporte de herramientas específicas. 

Mejoría del desempeño

Nuestro sistema de “Mejora del desempeño” tiene por objetivo incrementar el retorno de las inversiones en formación y educación ejecutiva. Nuestra metodología de diseño y aprendizaje permite conectar un resultado requerido de negocio, con los procesos asociados al mismo y las competencias específicas que lo producen. La vinculación de los elementos clave del sistema de desempeño, sumado a una secuencia de entrega dosificada a lo largo de los meses, aseguran un impacto definitivamente superior.

Contamos con procesos propietarios de desarrollo de competencias gerenciales y actitudinales, para procesos focalizados o amplios de formación ejecutiva.

Desarrollo gerencial con coaching ejecutivo

En todas las intervenciones que requieren trabajar sobre el crecimiento individual de los ejecutivos, diseñamos y conducimos experiencias de desarrollo individual desde tres estrategias específicas: 

  • Asesoramiento y apoyo ejecutivo directo a lo largo de cualquier proceso de desarrollo o transformación organizacional.
     
  • Coaching ejecutivo en tres niveles de profundidad: básico, intermedio y avanzado, basado en nuestra concepción integrada de la capacidad ejecutiva y una comprensión específica del desarrollo evolutivo en los adultos. Integramos herramientas de medición y autoconocimiento derivadas de nuestro modelo comprensivo.
     
  • Formación en competencias centrales, mediante nuestros seminarios de formación y nuestro “Sistema de Mejora del Desempeño”.

Liderazgo gerencial: Desarrollar a las personas y liderar el aprendizaje

Una de las funciones de liderazgo más importantes en hoy es el despliegue del potencial generativo de las personas y los equipos. Ayudamos principalmente a desarrollar o fortalecer el sistema gerencial y tres prácticas de liderazgo gerencial clave más allá del aprendizaje natural derivado de cualquier proyecto de Potencial humano y capacidad organizacional: 

  • Enfocar la contribución y facilitar el desempeño
     
  • Desarrollar a las personas
     
  • Desarrollar a la organización
     
  • Liderar la Innovación y el Aprendizaje


Está demostrado que el proceso de liderazgo tiene un mayor impacto si se basa tanto en el comportamiento competente de los que lideran sino, también, en un conjunto robusto de prácticas formalmente acordadas a lo largo de la organización. Desarrollamos estas dos prácticas de liderazgo gerencial con los líderes formales y los ejecutivos de Capital Humano, ajustando nuestro “Sistema de Prácticas Gerenciales” a la realidad y momento de cada compañía, combinado formación y coaching en la aplicación.

De esta manera, la gestión del desempeño y el desarrollo del talento son incluidas como parte de las prioridades y responsabilidades de los líderes, colaborando en el desarrollo de un hábito fundamental para la supervivencia y el crecimiento de la compañía. De esta manera, los beneficios por mejoría del desempeño en el corto plazo y por disponibilidad de talento en el mediano plazo, comienzan a ser más visibles.

Resultados

Si el desafío de efectividad o crecimiento de su empresa dependen de la gestión del talento y las capacidades organizacionales, lo ayudamos a:

  • Contar con una estrategia de desarrollo del talento directamente conectada con la estrategia de crecimiento (orgánico e inorgánico).
     
  • Conservar conocimiento y talentos clave en procesos de fusión e integración de compañías o unidades de negocio o servicio.
     
  • Tomar decisiones acertadas de cobertura de talento y de desarrollo de estructura con base a un mapa claro de talento actual y capacidad potencial.
     
  • Desarrollar una capacidad de liderazgo colectivo e individual superior, para la conducción de los desafíos actuales de gestión.
     
  • ​​Crear una cultura de alto desempeño y una práctica gerencial centrada en el desarrollo del talento.
     

Enfoque

Los 90's fueron una era de profesionalización intensiva y pareciera que estamos en una nueva etapa, la de la retención del talento, cuando en realidad el desafío frente a que se encuentran nuestras organizaciones es de atracción: de las capacidades que no tienen y de las que están dormidas dentro de la misma firma.

Caso: "Due diligence" de capacidad en la integración de dos Bancos

Este caso ejemplifica una mejor práctica en los procesos de compra e integración de compañías: Un banco nacional compra las operaciones de la filial local de un banco global. La expectativa era tomar decisiones acertadas de cobertura de estructura y diseñar un plan de transición y desarrollo ejecutivo de corto plazo, para el momento de la integración legal y física de las entidades.